New Muslims APP

Confianza en Allah en tiempos del coronavirus

Los momentos en los que nuestro mundo se estrecha y nos aflige, es el tiempo de poner a práctica nuestra confianza en Allah.
Los momentos en los que nuestro mundo se estrecha y nos aflige, es el tiempo de poner a práctica nuestra confianza en Allah.
Por: Redacción

Un virus invisible y microscópico reina sobre el mundo. El covid-19 se ha coronado rey. Y actualmente somos sus sujetos. Por esta razón no podemos olvidar quién es el verdadero Rey. Esta situación abre la posibilidad de poner a prueba de forma real nuestra confianza en Allah en tiempos del coronavirus.

Enfrentamos juntos una pandemia invasiva. En un giro del destino casi sin precedentes, cada uno de nosotros comparte la misma prueba.

Las pruebas nunca son cómodas. Nos limitan física, emocional, intelectual y espiritualmente. Nos empujan más allá de nuestras zonas de confort.

Ahora, incluso los no infectados se ven afectados: restringidos del trabajo; confinados a arresto domiciliario; con la libertad refrenada; el movimiento impedido; restringidos emocionalmente por la ansiedad y la angustia; nuestro presente enderezado por un futuro incierto.

Y colectivamente afectados: nuestras grandes y avanzadas instituciones políticas, económicas, de salud y sociales se arrodillan, humilladas, bajo el edicto de un monarca pequeño e imperceptible (a quien muchos biólogos consideran no vivo). ¿Dónde está todo nuestro poder ahora?

Las palabras de lo Divino en el Corán son tan perfectamente proféticas:

«… Y llegó un momento en el que la tierra se les hizo estrecha y sus propias almas les parecían estrechas y pensaron que no habría refugio ante Allah excepto en El mismo…» (Quran, 9:118)

Estrechez sobre estrechez. ¿Hay algún alivio a la vista? Sí. La constricción finita puede ser un camino hacia la extensión infinita.

La esencia de la prueba es su potencial para llevarme a la extensión infinita de la Divina Belleza de Allah, Yamāl, a través de un encuentro experimental con Su Majestad, o Yalāl. Si miro detenidamente puedo ver: la cerradura tiene una llave escondida.

A medida que esta prueba continúa, mi «mundo», tanto interno como externo, se está estrechando lentamente. ¿Por qué? Porque los medios, las causas y las vías en las que confío con mi corazón ya no son confiables.

Estoy perdiendo mis fundamentos familiares; y lentamente siento mi fragilidad. Necesito a Allah cada vez más.

Nuestros maestros espirituales nos aconsejan que la prueba actual es un ejercicio práctico y experimental para aprender tawakkul, para confiar en Allah con nuestros corazones. Solo en tawakkul en Allah, encontraré alivio verdadero.

Tawakkul es un acto del qalb, el corazón espiritual. Es una virtud noble del carácter islámico, o juluq, que es sinónimo de tawḥīd, o la afirmación experiencial de la Unicidad Divina.

Tener tawakkul en Allah es confiar en todos Sus nombres y atributos. No decimos, por ejemplo, que tengo tawakkul en al-Raḥīm, el Amoroso-Misericordioso; ni decimos que tengo tawakkul en al-Karīm, el Infinitamente Generoso. Decimos: tengo tawakkul en Allah.

Quizás no haya mejor exposición, explicación, expresión, razón y programa para comenzar el viaje del tawakkul que un texto de nuestro Maestro, el famoso Compañero, Abū Dardā’, que Allah esté complacido con él. En él, cuenta una historia y relata una súplica del Mensajero, la bendición y la paz de Allah sean con él.

El texto es transmitido por los grandes maestros de las ciencias Hadiz -al-Ṭabarānī, ibn al-Sunnī, al-Bayḥaqī y al-Nawawī, entre otros, que Allah esté complacido con todos ellos, quienes lo aprobaron, lo incluyeron en sus obras y los pusieron en práctica.

El contexto del texto es que nuestro Maestro Abū Dardā’, que Allah esté complacido con él, fue informado varias veces, y en algunos textos por varias personas, que su casa estaba en llamas y que debía apresurarse y atender su casa de inmediato. Él respondió que su casa no estaba en llamas debido a una súplica que había escuchado del Mensajero, la paz y las bendiciones de Allah sean con él. En algunos textos, Abū Dardā’ respondió e incluso hizo un juramento, ante el asombro de los que le trajeron la noticia, de que Allah no permitiría que su casa se incendiara debido a su recitación de la súplica.

Oyó que el Mensajero, que la paz y las bendiciones de Allah sean con él, declarar que quien recite estas palabras por la mañana no se verá afectado por una calamidad hasta la noche; y quien las recite por la noche no se verá afectado por una calamidad hasta la mañana.

La súplica es:

اللّهُـمَّ أَنْتَ رَبِّـي لا إلهَ إلاّ أَنْتَ، عَلَيْكَ تَوَكَلْتُ وأنْتَ رَبُّ العَرْشِ العَظِيْم، ما شَآءَ اللهُ كانَ، وما لَمْ يَشَأْ لَم ْيَكُن. لا حَولَ ولا قُوَّةَ إلا باِللهِ الْعَلِيِّ الْعَظِيْم. أعْلَمُ أنَّ اللهَ عَلَى كُلِّ شَيْءٍ قَدِيْر، وأنَّ اللهَ قَدْ أحاطَ بِكُلِّ شَيْءٍ عِلْماً، وأَحْصَى كُلَّ شَيءٍ عَدَداً. اللّهُـمَّ إنِّي أعُوذُ بِكَ مِنْ شَرِّ نَفْسِي، ومِنْ شَرِّ كُلِّ دَآبَّةٍ أنْتَ آخِذٌ بِناصِيَتِها، إنَّ رَبِّي عَلىَ صِرَاطٍ مُسْتَقِيْم

Oh Allah, eres mi Señor. No hay Dios a quien adorar excepto Tu. En Ti pongo mi confianza y tú eres el señor del Trono inmenso. Lo que Allah quiera, será; y lo que no quiere, no será. No hay fuerza ni poder excepto por Allah, el Exaltado, el Excelso. Sé que Allah tiene poder sobre todas las cosas, y que Allah abarca todas las cosas en Su conocimiento y ha tiene recuento de todas las cosas en número. Oh Allah, busco refugio en Ti del mal de mi ser inferior y del mal de cada criatura que has tomado en control por su mechón. En verdad, mi Señor está en un camino recto.

De hecho, se descubrió que la casa de nuestro Maestro Abū Dardā’ que Allah esté complacido con él, no fue tocada por el fuego. El fuego se había extinguido al acercarse a su casa.

Esta súplica ofrece un regalo de consuelo para cada corazón que sufre. Contiene el elixir para cada dolencia. Merece recitación, reflexión, revisión y constante compromiso con nuestra mente y emociones.

Mientras vivimos esta prueba, debemos recitar, reflexionar, revisar y volver a ocupar constantemente nuestra mente y emociones con lo que significa tener tawakkul. Si Allah nos regala a través de Su Divina Gracia algunas de las realidades experimentales de tawakkul, lo amargo se vuelve dulce; lo difícil, fácil; la constricción, expansión; lo que parece imposible, posible.

Corona en latín significa una corona. ¿Es el coronavirus, en su realidad espiritual más profunda, un reflejo de todo lo que hemos coronado como un wakīl en nuestras vidas aparte de Él? ¿No es un mensaje de Él para nosotros? ¿No está Él restringiendo a través de este cada vía, excepto el camino hacia Él? Si no puedo llegar a la puerta Divina ahora, en esta prueba, entonces ¿cuándo?


Fuente: Al Madina Institute

1 Star2 Stars3 Stars4 Stars5 Stars (1 votes, average: 5,00 out of 5)
Cargando…

Deja una respuesta


Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.