New Muslims APP

El buen carácter es el espíritu y la esencia del Islam

Tanto el Corán como el Profeta dejaron muy claro que el buen carácter es el espíritu y esencia del Islam y lo que se ha de aspirar a conseguir
Tanto el Corán como el Profeta dejaron muy claro que el buen carácter es el espíritu y esencia del Islam y lo que se ha de aspirar a conseguir
Por: Abu Amina Elias

El buen carácter, la moral, la ética y los modales son fundamentales para la religión del Islam y los medios por los cuales podemos lograr la salvación en la vida venidera. El buen carácter es un tema principal en las enseñanzas del Corán y las tradiciones del Profeta. La verdadera rectitud se define por esto y los mejores musulmanes son aquellos que lo practican. Los creyentes con la creencia más completa, quienes son más amados por Allah y Su Mensajero son los de mejor carácter.

Allah elogia el carácter del Profeta y lo pone como el ejemplo a seguir para todos los creyentes.

Allah dice:

Y estás hecho de un carácter magnánimo. (Surat al-Qalam 68:4)

Los comentaristas dicen que el carácter «magnánimo» mencionado en este versículo es el Corán, el Profeta y la religión misma de Islam.

Ibn Kathir comenta sobre este verso, diciendo:

El significado de este versículo es que el Profeta emulaba el Corán en sus mandamientos, sus prohibiciones, y esto convirtió en su temperamento. Su carácter se acostumbró a esto y abandonó su naturaleza carnal visceral. Lo que el Corán le ordenó que hiciera lo hizo y todo lo que le prohibió se abstuvo. Junto con esto, Allah arraigó en él grandes rasgos de modestia, generosidad, coraje, perdón, tolerancia y todo rasgo hermoso. (Tafsīr ibn Kathīr 68:4)

La misión principal del Profeta era inculcar un buen carácter en el corazón de los creyentes en todos los aspecto de sus vidas.

Abu Huraira transmitió que el Mensajero de Allah, la paz y las bendiciones sean con él, dijo:

En verdad, solo he sido enviado para perfeccionar el carácter recto. (Musnad Aḥmad 8729, Grado: Sahih)

Malik transmitió que el Mensajero de Allah, la paz y las bendiciones sean con él, dijo:

He sido enviado para perfeccionar el buen carácter. (al-Muwaṭṭa 1614, Grado: Sahih)

Jabir ibn Abdullah transmitió que el Mensajero de Allah, la paz y las bendiciones sean con él, dijo:

Ciertamnte que Allah me ha enviado para perfeccionar el carácter noble y completar las buenas obras. (al-Mu’jam al-Awsaṭ 7073, Grado: Hasan)

Ad-Dahhak, que Allah tenga piedad de él, dijo:

Loa más importante de este asunto es el buen carácter. (Makārim al-Akhlāq lil-Kharā’iṭī 524)

Con respecto a Allah, buen carácter significa adherirse a una creencia sana (aqeedah) y llevar a cabo los actos de adoración (ibadah). Con respecto a las personas, el buen carácter significa ser justos, misericordiosos, indulgentes, amables y pacientes en nuestras interacciones con los demás (mu’amalat).

Esta visión integral del buen carácter permeaba las enseñanzas del Profeta en La Meca y durante toda su vida. Los compañeros recordaban cómo el buen carácter fue una de las primeras enseñanzas islámicas que escucharon.

Ibn Abbas transmitió que cuando Abu Dharr escuchó que el Profeta, la paz y las bendiciones sean con él, había aparecido en La Meca, le dijo a su hermano: “Viaja a este valle y cuéntame acerca de este hombre que dice haber recibido revelación de los cielos. Escucha sus palabras y luego infórmeme”. El hombre cabalgó hasta llegar a La Meca y escuchó al Profeta, luego regresó a Abu Dharr y dijo:

Lo he visto ordenar el buen carácter y su discurso no es el de un poeta. (Ṣaḥīḥ Muslim 2474, Grado: Muttafaqun Alayhi)

Como el buen carácter es tan importante, comportarse de una manera moralmente recta es una obligación religiosa. El Profeta ordenó a los musulmanes que se comportasen bien en todas las circunstancias y con todos los seres humanos, no simplemente con aquellos que están cerca de nosotros.

Abu Dharr transmitió que el Mensajero de Allah, la paz y las bendiciones sean con él, dijo:

Y trata a la gente de la mejor manera. (Sunan al-Tirmidhī 1987, Grado: Sahih)

Fudail ibn Iyad, que Allah tenga piedad de él, dijo:

Si te mezclas con la gente, entonces hazlo con el mejor carácter porque esto solo invita a lo bueno. No te mezclas con mal carácter, ya que solo invita a lo malo. (Hilyat al-Awliyā, 11728)

El buen carácter no es meramente algo recomendado o secundario a cuestiones de doctrina. Más bien, el buen carácter, la moral, la ética y los modales son el espíritu que da vida a nuestras doctrinas. Es la esencia misma de la justicia de la que se habla en todo el Corán. Es accesible a nuestra naturaleza racional innata, ya que Allah nos ha otorgado a todos el poder de reconocer la rectitud y lo incorrecto, incluso sin la ayuda de la revelación.

An-Nawwas ibn Sam’an transmitió que el Mensajero de Allah, la paz y las bendiciones sean con él, dijo:

La rectitud es el buen buen carácter y lo incorrecto es lo que disturba a tu corazón y odias que la gente lo descubra. (Ṣaḥīḥ Muslim 2553, Grado: Sahih)

En otra narración, el Profeta dijo:

Consulta tu alma, consulta tu corazón. La rectitud es lo que tranquiliza tu alma y tu corazón, y lo incorrecto es lo que disturba tu alma y pone tensión en tu pecho, incluso si la gente lo aprueba en sus juicios una y otra vez. (Sunan al-Dārimī 2533, Grado: Hasan)

Ibn Umar, que Allah esté complacido con él, dijo:

El siervo no alcanzará la realidad de la consciecia temerosa de Dios (Taqwa) hasta que deje lo que vacila en su corazón. (Ṣaḥīḥ al-Bukhārī 8, Grado: Sahih)

El buen carácter es el resultado de un corazón puro que está libre de enfermedades espirituales como la envidia, la malicia y la arrogancia. Una persona con buen carácter tiene integridad y no está demasiado apegada a las cosas mundanas a expensas de la justicia.

Abdullah ibn Amr transmitió que se le preguntó al Mensajero de Allah: «¿Cuál de las personas es mejor?». El Mensajero de Allah, la paz y las bendiciones sean con él, dijo:

Todo aquel que es de corazón puro y sincero en el habla.

Ellos dijeron: «La sincenridad en el habla sabemos lo que es, pero ¿qué es un corazón puro?» El Profeta dijo:

Es un corazón que teme a Allah y está limpio. No hay faltas en él ni agresión, malicia ni envidia. (Sunan Ibn Mājah 4216, Grado: Sahih)

En otra narración, dijeron: «Oh Mensajero de Allah, ¿quién muestra una señal de ello?» El Profeta dijo:

Aquellos a quienes no les gusta este mundo y aman el Más Allá.

Ellos dijeron: «¿Y quién muestra una señal de ello?» El Profeta dijo:

Un creyente con buen carácter. (Shu’b al-Imān 4457, Grado: Sahih)

De todo esto, muchos eruditos clásicos entendieron que el buen carácter es esencial y requerido en el Islam, incluso equivalente a la religión misma.

Ibn Al-Qayyim escribe:

La religión en sí es toda buen carácter, por lo que quien te supera en carácter te ha superado en la religión. (Madārij al-Sālikīn 2/294)

Ash-Shatibi escribe:

La Sharia en su totalidad solo es para crear un carácter excelente. (al-Muwāfaqāt 2/124)

La verdadera medida de un buen musulmán es cuán buenos son su carácter y sus modales, particularmente en la relación con sus familias. Los hombres son llamados específicamente para tratar a las mujeres de la mejor manera. El honor de un hombre musulmán es directamente proporcional a su comportamiento hacia las mujeres.

Abdullah ibn Amr transmitió que el Mensajero de Allah, la paz y las bendiciones sean con él, dijo:

Los mejores de vosotros son aquellos con el mejor carácter. (Ṣaḥīḥ al-Bukhārī 3366, Grado: Muttafaqun Alayhi)

Abu Huraira transmitió que el Mensajero de Allah, la paz y las bendiciones sean con él, dijo:

Los creyentes más completos en su creencia son aquellos con el carácter más excelente, y los mejores de vosotros son los mejores en el comportamiento con sus mujeres. (Sunan al-Tirmidhī 1162, Grado: Sahih)

Los mejores de vosotros en el Islam son aquellos con el mejor carácter, si tienen entendimiento. (Musnad Aḥmad 9880, Grado: Sahih)

Y en otra narración, el Profeta dijo:

Los más malvados de mi nación son gárrulos, fanfarrones y pomposos. Los mejores de mi nación son aquellos con el mejor carácter. (al-Adab al-Mufrad 1308, Grado: Sahih)

Aisha transmitió que el Mensajero de Allah, la paz y las bendiciones sean con él, dijo:

En verdad, los creyentes con la creencia más completa son aquellos con el carácter más excelente y los más bondadosos con sus familias. (Sunan al-Tirmidhī 2612, Grado: Sahih)

Jabir ibn Samurah transmitió que el Mensajero de Allah, la paz y las bendiciones sean con él, dijo:

En verdad, la obscenidad y la inmoralidad no son parte del Islam. En verdad, las mejores personas en el Islam son aquellas con el mejor carácter. (Musnad Aḥmad 20320, Grado: Sahih)

Ibn Umar transmitió que un hombre dijo: «Oh Mensajero de Allah, ¿cuál de los creyentes es el mejor?» El Mensajero de Allah, la paz y las bendiciones sean con él, dijo:

Aquellos con el mejor carácter. (Sunan Ibn Mājah 4259, Grado: Hasan)

El buen carácter se encuentra entre las mejores buenas acciones que se colocarán en la balanza de un creyente en el Día del Juicio, incluso más que una abundancia de actos voluntarios de adoración.

Abu Darda transmitió que el Mensajero de Allah, la paz y las bendiciones sean con él, dijo:

Nada es más pesado sobre la balanza del creyente en el Día de la Resurrección que su buen carácter. En verdad, Allah odia a la persona descarada y obscena. (Sunan al-Tirmidhī 2002, Grado: Sahih)

Aisha transmitió que el Mensajero de Allah, la paz y las bendiciones sean con él, dijo:

Verdaderamente, el creyente puede alcanzar a través de su buen carácter el estado de alguien que regularmente ayuna y reza por la noche. (Sunan Abī Dāwūd 4798, Grado: Sahih)

Usamah ibn Shareek transmitió: Fui testigo de cómo los beduinos le preguntaban al Profeta, diciendo: «Oh Mensajero de Allah, ¿qué es lo mejor que se le puede dar a un siervo?» El Mensajero de Allah, la paz y las bendiciones sean con él, dijo:

Buen carácter. (Sunan Ibn Mājah 3436, Grado: Sahih)

El Profeta nos transmitió que el buen carácter es la causa principal de que las personas entren al Paraíso. Por el contrario, los defectos de carácter que involucran el mal habla y la inmoralidad sexual son la causa principal de que las personas que entre en el Fuego.

Abu Huraira transmitió que se le preguntó al Profeta: «¿Qué hará que entre la mayoría de gente al Paraíso?» El Mensajero de Allah, la paz y las bendiciones sean con él, dijo:

La consciencia de Allah y el buen carácter.

Se le preguntó: «¿Qué hará que entre la mayor cantidad de personas en el Fuego?» El Profeta dijo:

La boca y las partes privadas. (Sunan al-Tirmidhī 2004, Grado: Sahih)

Allah y Su Mensajero aman a aquellos con buen carácter. Aquellos que cultivaron el buen carácter y los modales serán los más cercanos al Profeta y los justos en el Día del Juicio, mientras que aquellos que se entregaron a los malos modales serán los más alejados de ellos.

Abdullah ibn Amr informó: El Mensajero de Allah, la paz y las bendiciones sean con él, dijo:

¿Os cuento sobre lo más querido y lo más cercano a mi asamblea en el Día de la Resurrección? Aquellos con el mejor carácter. (Musnad Aḥmad 6696, Grado: Sahih)

Jabir ibn Abdullah transmitió que el Mensajero de Allah, la paz y las bendiciones sean con él, dijo:

En verdad, los más queridos y más cercanos a mi reunión en el Día de la Resurrección son aquellos de vosotros con el mejor carácter. En verdad, lo más reprensible de vosotros para mí y lo más alejado de mi reunión en el Día de la Resurrección será lo pomposo, lo extravagante y lo arrogante. (Sunan al-Tirmidhī 2018, Grado: Sahih)

Sahl ibn Sa’d transmitió que el Mensajero de Allah, la paz y las bendiciones sean con él, dijo:

En verdad, Allah es generoso y ama la generosidad y el carácter elevado, y detesta la vanidad. (Sunan al-Kubrā 19134, Grado: Sahih)

Por todas estas razones, el Profeta pedía por tener un buen carácter y nos animó a pedirle a Allah también por un buen carácter.

Aisha transmitió que el Mensajero de Allah, la paz y las bendiciones sean con él, dijo:

Oh Allah, has hecho que mi forma sea excelente, así que haz que mi carácter sea excelente. (Musnad Aḥmad 23871, Grado: Sahih)

Jabir ibn Abdullah transmitió quee l Profeta, la paz y las bendiciones sean con él, dijo:

Oh Allah, guíame a las mejores obras y al mejor carácter, pues nadie guía a los mejores de ellos excepto tú. Protégeme de las malas acciones y del mal carácter, porque nadie protege de la maldad de ellos excepto tú. (Sunan al-Nasā’ī 896, Grado: Sahih)

Abu Umamah transmitio que el Mensajero de Allah, la paz y las bendiciones sean con él, dijo:

Oh Allah, refréscame y protégeme y guíame hacia las obras y el carácter justos, porque nadie puede guiar a su justicia y desviar su maldad excepto tú. (al-Mu’jam al-Kabīr 7812, Grado: Hasan)

Abdullah ibn Amr transmitió que el Mensajero de Allah, la paz y las bendiciones sean con él, dijo:

Oh Allah, te pido salud, abstinencia, confianza, buen carácter y satisfacción con la providencia. (al-Adab al-Mufrad 307, Grado: Hasan)

Los eruditos han escrito muchos libros y artículos sobre las virtudes del buen carácter y sus manifestaciones prácticas: actos de misericordia, justicia, equidad, paciencia, tolerancia, modestia, humildad, piedad, amabilidad, compasión, etc. En cada caso, el buen carácter implica el respeto debido a Allah, así como el respeto debido a los seres humanos y los animales como creaciones de Allah.

Hasan Al-Basri, que Allah tenga piedad de él, dijo:

Verdaderamente, del carácter del creyente es la fuerza en la religión, la determinación con indulgencia, la creencia con certeza, el afán por el conocimiento, la simpatía con comprensión, la moderación en la adoración, la misericordia con el esfuerzo, dar a los que piden, no dañar a quien odia, no llevar acabo una mala acción por la persona que ama, tener dignidad en la agitación, estar agradecido por la facilidad, contento con lo que se tiene, hablar para impartir comprensión, guardar silencio por precaución y afirmar la verdad como testigo sobre él mismo. (Jāmi ’Bayān al-‘Ilm 622)

Ibn Taymiyyah resume el buen carácter del Islam, diciendo:

Los creyentes alientan a las personas a reconciliar las relaciones con quienes las han cortado, dar caridad a quienes les han privado y perdonar a quienes las han oprimido. Ordenan a las personas que sean benevolentes con sus padres, que mantengan los lazos familiares, que sean benévolos con los vecinos, que sean amables con los huérfanos, los viajeros y los pobres, y que sean amables con los sirvientes. Prohiben alardear, la arrogancia y la transgresión. Desalientan a las personas de sentirse superiores a los demás, con razón o sin ella. Alientan a las personas que utilicen modales nobles y les prohíben perseguir cosas insignificantes. Todo lo que dicen o hacen de estas virtudes y otras enseñanzas, en todo ello siguen el Corán y la Sunnah. Su camino es la religión del Islam con la que Allah ha enviado a Mahoma, la paz sea con él. (al-‘Aqīdah al-Wāsiṭīyah 1/71)

Como musulmanes, nuestro deber es mostrar buen carácter hacia con Allah buscando continuamente el conocimiento de la religión y realizando actos de adoración, al mismo tiempo que mostramos buena carácter con todas las personas, manteniendo los valores divinos de justicia y misericordia, y respondiendo al mal con el bien.


Fuente: Abu Amina Elias / Traducido y editado por newmuslim.net

1 Star2 Stars3 Stars4 Stars5 Stars (No Ratings Yet)
Cargando…

Deja una respuesta


Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.