New Muslims APP

8 cosas que deberíamos de entender sobre los conversos

8 cosas que todo musulmán debería saber para poder ayudar a los nuevos conversos
8 cosas que todo musulmán debería saber para poder ayudar a los nuevos conversos
8 cosas que todo musulmán debería saber para poder ayudar a los nuevos conversos

8 cosas que todo musulmán debería saber para poder ayudar a los nuevos conversos

Por: Alex Arrick

1. Hay muchas cosas que se les pasan por la cabeza en este momento 

Y por cierto que os probaré con algo de temor, hambre, pérdida de bienes, vidas y frutos, pero albricia a los pacientes [que recibirán una hermosa recompensa]. (La Vaca, 2:155)

Los conversos recientes acaban de tomar una de las mayores decisiones de sus vidas y han adoptado una religión con la que hay muchas cosas que no están familiarizados. Hay muchos estímulos a su alrededor con los que no están familiarizados, estar en la mezquita, pasar tiempo con otros musulmanes, escuchar idiomas extranjeros, etc. En muchas ocasiones, los nuevos musulmanes no estarán cómodos porque no están todavía acostumbrados a estas situaciones. En la vida de estas personas acaba de ocurrir un gran cambio, y cada una responderá de una forma diferente.

Mientras aprenden las cosas básicas del Islam, antes o después de haber tomado la shahada, se encuentran constantemente con cosas nuevas que no habían escuchado nunca. Se tarda un tiempo en tener un conocimiento consistente que de un fundamento sobre el que encontrar comodidad en el Din (religión, forma de vida). Este proceso es similar a mudarse a un país nuevo del que se desconoce la lengua, las costumbres y el lugar. Muchas veces un converso no sabe el origen de ciertas costumbres y si estas son parte del Islam o de la cultura de otra persona, y se tarda un tiempo en poder discernir estas cosas.

2. La vida familiar es incierta

Un hombre preguntó al Profeta, que la paz sea con él: “¿Cuál es el derecho de los padres sobre sus hijos”. Respondió: “Son vuestro (medios para el) paraíso y el fuego”. (Sunan ibn Majah)

La gente que nace en el Islam tienen el beneficio de tener un fundamento con sus padres y su familia. El Corán está en sus estanterías, los términos en árabe se mezclan en su vocabulario sin necesidad de que los traduzcan y hay un ambiente de tradición que provee un punto de referencia sobre el que mirar al mundo. Un converso experimente todo lo opuesto. No tiene ningún tipo de conexión religiosa con su familia y a veces hay una reacción contraria de sus padres y de su familia extendida sobre su decisión de hacerse musulmán.

Incluso si no hay ninguna reacción contraria no tiene familiares con los que hablar sobre Islam, con quienes clarificar cosas y no tiene apoyo familiar durante todo el proceso. Todas estas cosas pueden causar una gran cantidad de estrés y desilusión. Es normal que los conversos tengan momentos de cansancio en los que sienten que no tiene a nadie junto a ellos. Para los que tienen la suerte de tener un amigo cercano o mentor que los ayuda en esta situación, aún así no es lo mismo que el apoyo familiar. Los conversos necesitan una cantidad excepcional de apoyo emocional de los individuos en la comunidad para sentirse cómodos como musulmanes al principio. Esto no requiere un terapeuta a tiempo completo, sino gente que les haga sentir como en casa.

3. Los amigos les dejan

“Un hombre sigue la religión, forma de vida, de su amigo cercano, por lo que cada uno de vosotros debe de tener cuidado con quien toma como amigo íntimo” (Abu Dawud, Tirmidhi)

Es sabido que lo amigos son crudos en su honestidad. Cuando un converso le dice a sus amigos que se acaba de hacer musulmán, van a recibir muchas reacciones diferentes. Incluso aunque apoyen la decisión, se sentirán confusos y preguntarán muchísimas preguntas que incluso alguien que ha nacido musulmán tendría dificultad en contestar. Y dado que la mayoría de conversos no tiene un doctorado en Islam antes de hacerse musulmanes, a veces se sentirán acorralados cuando sus amigos le pregunten.

Los amigos permanecerán por un tiempo, pero es habitual que sus hábitos no sean aquellos que un nuevo musulmán quiere tenera su alrededor. Si rechazas unas cuantas invitaciones para asistir a fiestas, es posible que dejen de llamar. La sensación de que tus amigos te han abandonado puede causarte depresión y soledad; y se tarda un tiempo en reemplazar un grupo de amigos no musulmanes con otro de musulmanes.

4. Tienen dificultad para utilizar el tiempo libre

“Cuando un musulmán es afectado por la dificultad, la enfermedad, la tristeza, la preocupación, el daño o la depresión -incluso por el mal una espina- Allah perdona sus faltas por ello”. (Bujari y Muslim)

Cuando la distancia con los amigos y la familia se hace notar, es difícil llenar el tiempo libre o mantenernos ocupados de tal manera que no nos sintamos decaídos. Los conversos notan un lapsos en sus agendas que antes se usaba para quedar con los amigos, ir a conciertos o fiestas. Esto es especialmente difícil de llevar en un ciudad pequeña donde no hay mucho más que hacer y donde no hay muchos musulmanes con los que pasar el tiempo.

En esta situación puede que haya un deseo inicial a volver a los antiguos hábitos para sentirse ‘normal’, o se querrá estar solo y lejos de otra gente. Mientras que el Islam no acepta el monasticismo ni el hedonismo, esto puede causar un problema para los conversos especialmente en sitios donde el Islam es un religión minoritaria. Eventualmente la situación se hará más fácil y no esto no será un problema, pero al principio puede ser muy difícil.

5. No saben qué aprender ni de quién aprenderlo

“Haced las cosas fáciles, no las hagáis difícil, dar las buenas nuevas y no odiéis”. (Bujari)

Los conversos experimentan algunas dificultades en un principio con la diferencias en el fiqh (jurisprudencia). Por lo general viene de una religión con una visión mucho más estrecha de lo que está bien y mal. Los conversos a menudo pensarán: “¿Entonces vuelvo a subir la manos después de la postración o no? ¿Cuál es el correcto y cuál el incorrecto?”. La realidad es que siempre hay diferentes opiniones correctas sobre estos asuntos en el Islam. Los conversos a menudo se encuentran con el dilema de si tomar la opinión más fácil o la más fuerte.

En el mejor de los casos esto solo causará algo de confusión al principio. Recordemos que los conversos no tiene una familia que la ayuda a formar las opiniones sobre estos asuntos, y les llega información de mucho sitios. Una decisión con la que muchos se enfrentan es sobre la elección de carne sabiha (sacrificada de forma ritual) o no sabiha. La realidad es que hay diferentes opiniones sobre lo que se considera la carne de Ahl-al-kitab (la gente del libro, los cristianos y los judíos), pero los conversos pueden sentirse presionados a tomar una decisión u otro basados en que no conocen esto.

6. No saben cuando cometerán otro error

Sabed que [Allah recompensará a] quien por tener entereza y resolución es paciente y sabe perdonar. (El Consejo, 42:43)

Dado que al principio se sienten como que están en un país extranjero cuando están en la mezquita, un converso no sabe cuando alguien le puede indicar que está haciendo algo erróneo. A menudo la gente se acerca a los conversos y les aconseja de forma dura con una actitud farisaica basada en su limitado entendimiento. El converso ya está tratando con diferentes opiniones desde todos los ángulos y es muy descorazonador que alguien te corrija de una forma brusca.

La forma ideal de corregir a un converso es de la forma que lo hacía el Mensajero de Allah, que la paz sea con él, con bondad y entendimiento. Recordemos que todos los Sahabas fueron en algún momento conversos y recibían constantemente la guía y la enseñanza del Mensajero. Los Sahabas no se sentía castigados o descorazonados cuando se les corregía, sino inspirados. Esto es algo que se tiene que tener en consideración cuando se aconseja a un converso, que puede que sea más sensible que alguien que ha nacido musulmán a estas cosas (y que por lo general puede que necesiten igual consejo).

7. No saben lo que piensan sobre ellos

“Ninguno de vosotros creerá realmente hasta que no quiera para su hermano lo que quiere para sí mismo”. (Bujari)

Muchos conversos recibirán alabanzas y palabras de ayuda de otros musulmanes, pero en ocasiones hay cierta animosidad hacia ellos que debería de ser algo ajeno a la Ummah -ya que esto se asemeja a una actitud anterior al Islam de racismo. Como converso puede a veces darse una sensación de inferioridad porque no han nacido como musulmanes -ni viene de un país musulmán- y esto puede que lleve al converso a actuar en ocasiones como si fuese de una cultura de la que no son -y esto es algo que no tiene nada que ver con el Islam-. Esto es algo que los conversos han de resistir, no es necesario vestirse como una persona de otro país para encajar bien.

Dejemos que los conversos mantenga su cultura de una forma que no contradiga al Islam. Han de sentirse inspirados e identificados dado que no hemos de reducir el Islam al mínimo denominador común. Los conversos tiene muchos que aportar, y tomar esta habilidad de ellos es un crimen. Salmán al-Farsi, uno de los compañeros del Profeta que era sirio, fue quién propuso la estrategia del foso en la batalla de Foso contra los Quraish. Los otros Sahabas, que eran árabes, tomaron la opinión de Salmán y ganaron la batalla. Si Salmán hubiese tenido un complejo de inferioridad porque era sirio y no árabe, igual no hubiese dicho nada. Hagamos que nuestros hermanos conversos se sientan parte de la comunidad y así se crean lazos con otras culturas.

8. Puede que se replanteen su decisión

“Si una persona no muestra misericordia con la gente, Allah no mostrará misericordia con él”. (Bujari y Muslim)

En el peor de los casos, algunos conversos pueden sentirse tan descorazonados que se replanteen su decisión de convertirse. Con todos lo diferentes problemas que surgen tras la conversión, puede surgir un sentimiento de desesperación que lleve a la apostasía. Mientras que hay cosas que son inevitables, hay mucho que la comunidad puede hacer para ayudar a los conversos a sentirse bienvenidos y fuertes como musulmanes. Gran parte de ello requiere cambios sencillos de actitud como abandonar la mentalidad de ‘lo que se hace allí” y tener ideales irrealizables que no reflejan la realidad.

Una investigación del Dr. Ilyas Ba-Yunus hace notar que hay un gran porcentaje de conversos que abandonan la religión tras algunos años. Esto es una tragedia que pone de manifiesto la inhabilidad de muchas comunidades de cuidar de esto conversos. Sabiendo esto deberíamos preguntarnos: ¿Qué podemos hacer para ayudar a que estas personas se sientan cómodas y fuertes en su identidad como musulmanes?

Hemos de reflexionar sobre estos asuntos y tomar en consideración lo que hemos expuesto, que es la experiencia de alguien que se ha convertido al Islam, para buscar la manera de ayudar a estas personas en este importante proceso.


Fuente: www.virtualmosque.com Traducido y editado por New Muslims

1 Star2 Stars3 Stars4 Stars5 Stars (1 votes, average: 5,00 out of 5)
Cargando...

Deja una respuesta


Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.