New Muslims APP

Consejos para el Dawah del Profeta Muhammad a Muadh Ibn Jabal

El Profeta Muhammad envió a Muadh a hacer Dawah a Yemen y le dio una serie de consejo que son aplicables y útiles tanto hoy como siempre.
El Profeta Muhammad envió a Muadh a hacer Dawah a Yemen y le dio una serie de consejo que son aplicables y útiles tanto hoy como siempre.

El Profeta envió Mu’adh ibn Jabal a Yemen para llamar a la gente al Islam, hacer Dawah, y enseñarles las prácticas de la religión. Hay una serie de enseñanzas que podemos aprender de las instrucciones que el Profeta le dio.

Ibn Abbas transmitió que cuando el Mensajero de Allah, la paz y las bendiciones sean con él, envió Mu’adh a Yemen, le dijo:

Ciertamente, vas a una gente de entre la gente del Libro, así que llámalos a testificar que no hay más Dios que Allah y yo soy el Mensajero de Allah. Si lo aceptan, entonces enséñeles que Allah ha hecho obligatorias cinco oraciones en cada día y noche. Si lo aceptan, enséñenles que Allah ha obligado a que se tomen un parte de la riqueza de los ricos y sea dada a los pobres. Si aceptan eso, ten cuidado de no tomar de lo mejor de su riqueza. Guárdate de la súplica de los oprimidos, porque no hay barrera entre ella y Allah. (Sahih Muslim 19)

Enseñanza gradual

En este hadiz el Profeta instruyó a Mu’adh para que introdujera el Islam a la gente en etapas graduales, comenzando con las creencias más importantes, el testimonio de creencia (Shahada) y el monoteísmo (tawhid), y pasando a los siguientes pilares de la oración y el Zakat.

Por eso, cuando llamamos a la gente al Islam, debemos hacerlo por pasos, empezando por las creencias más importantes y posteriormente introduciendo las prácticas más importantes. Muchas personas encuentran difícil aplicar todo el corpus del Islam de una vez, aconsejarles que empiecen a aplicar el Islam poco a poco les facilitará entrar al Islam de forma completa.

Hacer el Islam fácil

Hacer la transición al Islam más fácil para las personas era una parte importante de las instrucciones del Profeta.

Abu Burda transmitió que el Mensajero de Allah, la paz y las bendiciones sean con él, envió Mu’adh a Yemen y le dijo:

Facilita las cosas y no las hagas difíciles. Da buenas noticia y no ahuyentes a la gente. Cooperar unos con otros y no os dividáis. (Sahih Bukhari 2873)

An-Nawawi comentó este Hadiz diciendo:

En este Hadiz está el mandamiento de dar buenas nuevas del favor de Allah, su gran recompensa, sus dones abundantes y su inmensa misericordia. Y está la prohibición de apartar a la gente al mencionar solo el temor de Allah y las advertencia sin incluir las buenas nuevas. Y así se están acercando los corazones de aquellos que están cerca del Islam y se evita la dureza con ellos, de igual manera entre los niños que están cerca o en la edad de la madurez y aquellos que se ha arrepentido de sus faltas. Todos ellos deben ser tratados con amabilidad y ser animados poco a poco a realizar actos de obediencia. La responsabilidad sobre los asuntos del Islam se debe hacer gradualmente. (Sharh Hadiz Muslims, 1732)

El Profeta nos advirtió que sobre cargarnos a nosotros mismos y a los otros respecto al Din, finalmente nos hará abandonar.

Abu Huraira transmitió que el Mensajero de Allah, la paz y las bendiciones sean con él, dijo:

En verdad, la religión es facilidad, y nadie se carga en la religión, excepto que le sobrepasa. Por lo que ser moderados, buscar la cercanía de Allah, dar buenas nuevas y ganad fuerzas para la adoración en la mañana y en la noche. (Sahih Bukhari 39)

No oprimir a nadie, sea musulmán o no

El Profeta advirtió a Mu’adh que no maltratara o oprimiera a nadie, aunque no sean musulmanes, porque Allah siempre responde a la súplica de los oprimidos.

Anas ibn Malik transmitió que el Mensajero de Allah, la paz y las bendiciones sean con él, dijo:

Guardaos de la súplica de los oprimidos, aunque sea un incrédulo, porque no hay ninguna velo entre esta y Allah. (Musnad Ahmad 12140)

Vive sencillo y se un modelo

El Profeta advirtió a Mu’adh que no usara su posición de autoridad para vivir de forma extravagante, sino que debería practicar la templanza (Zuhd), gastar sus riquezas en caridad y renuncir a las vanidades de la vida mundana.

Mu’adh ibn Jabal transmitió que el Mensajero de Allah, la paz y las bendiciones sean con él, me envió a Yemen y dijo:

Cuidado con el lujo. En verdad, los siervos de Allah no viven lujosamente. (Musnad Ahmad 21600)

Aprende los principios del Islam

El Profeta dio a Mu’adh instrucciones para aplicar apropiadamente la guía y los principios islámicos si no se encuentra nada explícito en el Corán y la Sunnah.

Harith ibn Amr transmitió: algunos hombres entre los compañeros de Mu’adh dijeron que el Mensajero de Allah, la paz y las bendiciones sean con él, lo envió a Yemen y el Profeta dijo:

¿Cómo juzgarás?

Mu’adh dijo: «Juzgaré de acuerdo a lo que está en el Libro de Allah». El Profeta dijo:

¿Y si no está en el Libro de Allah?

Mu’adh dijo: «Entonces con la tradición (sunnah) del Mensajero de Allah.» El Profeta dijo:

¿Y si no está en la tradición del Mensajero de Allah?

Mu’adh dijo: «Entonces me esforzaré por formar una opinión (iytihad)». El Profeta dijo:

La alabanza es de Allah, que ha hecho conveniente al mensajero del Mensajero de Allah. (Sunan At-Tirmidhi 1327)

Este Hadiz demuestra el procedimiento apropiado para aplicar la guía islámica. El cual, eventualmente. se convertiría en la disciplina de los principios de la jurisprudencia islámica (usul al-fiqh).

Primero, los eruditos musulmanes deben juzgar según los textos explícitos del Corán y la Sunnah y el consenso de los compañeros. Si no se encuentra una respuesta clara en estos textos, los estudiosos deben aplicar principios racionales como la analogía (qiyas), la equidad (istihsan), el interés público (maslahah mursalah) y la consideración de la costumbre (‘urf). El uso de estos principios racionales se denomina la práctica del razonamiento jurídico independiente (ijtihad).

Más adelante, los eruditos extraerían de esto los propósitos y objetivos de la ley islámica como filosofía que guía la aplicación de principios racionales a nuevas situaciones, una disciplina conocida como los objetivos de la ley (maqasid ash-sharia). Estos objetivos incluyen la protección de la vida, la religión, la propiedad, la familia y el intelecto, así como la búsqueda de la misericordia, la justicia y el bienestar.

Sobre esto, Al-Ghazali escribió:

El bienestar al que nos referimos aquí es la protección de los objetivos de la ley (sharia). Es decir, que los objetivos de la ley en la creación son cinco: la protección de la religión, la vida, el intelecto, las relaciones familiares y la propiedad. Todo lo que avanza la protección de estos cinco fundamentos se considera beneficioso, y todo lo que no protege estos cinco fundamentos se considera corrupción. (Al-Mustasfa min Ilm al-Usul 287)

Refiriéndose a esta misma disciplina, Ibn Al-Qayyim escribió:

Ciertamente, la ley se basa en la sabiduría y el bienestar de los siervos en esta vida y en la vida próxima. En su totalidad es justicia, misericordia, beneficio y sabiduría. Todo asunto que abandona la justicia por la tiranía, la misericordia por la crueldad, el beneficio por la corrupción y la sabiduría por la necedad no es parte de la ley, incluso si fue introducida en ella por una interpretación. (I’lam Al-Muwaqqi’in ‘un Rabb Al-Alamin 11)

Y también escribió:

Allah, el Exaltado sea, ha dejado claro en su ley que el objetivo es el establecimiento de la justicia entre sus servidores y la equidad entre las personas, por lo que cualquier camino que conduce a la justicia y la equidad es parte de la religión y nunca puede oponerse a ella. (Turuq Al-Hukmiyyah 13)

Se un ejemplo de buen carácter

Por último, el último consejo que el Profeta le dio a Mu’adh fue comportarse buen carácter, ya que es el carácter de un musulmán el que puede causar un mejor impresión más del Islam a la gente.

Mu’adh ibn Jabal transmitió: El último consejo que el Mensajero de Allah, la paz y las bendiciones sean con él, me dio cuando me puse el pie en el estribo fue:

Haz que tu carácter sea excelente para la gente, O Mu’adh ibn Jabal. (Muwatta 1671, Grado: Sahih)

Allah ha ordenado a los creyentes llamar el Islam, hacer Dawah, de una manera hermosa. Si llamamos al Islam de una manera fea y dura, seremos causa de confusión para la gente. Pero si hacemo Dawah de una manera hermosa, con buen carácter, la gente será más receptiva al mensaje.

Allah dice en el Corán:

Llama al camino de tu Señor por medio de la Sabiduría, la buena exhortación y convenciéndolos de la mejor manera, verdaderamente tu Señor conoce a quien se extravía de Su camino y conoce a los guiados. (La Abeja, 16:125)

Estas son algunas de las lecciones que aprendemos del viaje de Mu’adh ibn Jabal a Yemen y cómo el Profeta le encomendó hacer Dawah. De la misma manera, debemos aplicar esta guía al llamar a otros al Islam en nuestro tiempo.


Fuente: abuaminaelias.com Traducido y editado por Nuevos Musulmanes

1 Star2 Stars3 Stars4 Stars5 Stars (No Ratings Yet)
Cargando…

Deja una respuesta


Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.