New Muslims APP

Seis pasos para superar la dificultad como musulmán

Los momento duros y la pruebas son parte de la vida de todos, por eso, aprender cómo superar la dificultad como musulmán, es tan importante.
Los momento duros y la pruebas son parte de la vida de todos, por eso, aprender cómo superar la dificultad como musulmán, es tan importante.
Por: Redacción

En la vida todos pasamo por situaciones difíciles y que nos ponen a prueba, situacione de tristeza o pérdida, pero es importante recordar que en todo ello puede haber un enseñanza, por eso este artículo trata sobre cómo superar la dificultad como musulmán en seis pasos o fases. 

1) Reconocer que Dios es quien decreta nuestros asuntos

Los más importante que no podemos preguntar es ¿quién es quien controla y decreta nuestros asuntos? Es Dios. El mismo Señor que nos da momentos de alegria y disfrute nos da momentos de tristeza y prueba.

Ya sea en momentos de dificultad o facilidad, de alegría o tristeza, es ambos reconocemos a nuestro Señor. No siempre elegimos aquellos que tenemos ganas, pero todo lo que viene de nuestro Señor es dulce. Es la forma en la que reaccionamos a nuestras pruebas y dificultades lo que importa. Debemos de manternernos paciente, perseverantes y tener una buena opinión de Él en todo momento.

El Mensajero de Allah, la paz sea con él, dijo: “¡Qué cosa tan extaordinaria son los asuntos de los creyentes! Todo ello es bueno para él. Y eso solo se aplica al creyente. Si le tocan buenas cosas, es agradecido y es bueno para él. Y si le toca alguna dificultad, es paciente y eso también es bueno para él«.

2) Hemos de saber que los creyentes serán puestos a prueba

¿Es que cuentan los hombres con que se les va a dejar decir: creemos y no van a ser puestos a prueba? (Corán, 29:2)

Los creyentes son puestos a prueba en función a su grado de creencia, aquellos con más creencias tienen más pruebas. La creencia es un bien que Dios entrega a sus siervos. Y es un bien que ellos deben de honrar y mostrar que merecen. Lo que significa que Dios pondrá pruebas en tu camino, para que puedas mostrar que en todo momento te vuelve a Él, te mantienes en tu creencia.

Tenemos que mantenernos firmes en la convicción de que nuestro Señor tiene el control de nuestros asuntos, que el te da aquello que es bueno para ti y que con la creencia, no hay pérdida. Puesto que con toda dificultad que lleves con paciencia, serás recompensado en esta vida y en la próxima.

El Mensajero de Allah, que la paz sea con él, fue preguntado: “¿Qué personas son las que tienen las pruebas más difíciles?” Respondió: “La gente que tiene las pruebas más difíciles son los profetas, luego la gente recta, luego los mejores depués de esto y los mejores después de estos. Una persona será puesta a prueba en función de su creencia; cuanto mayor sea su creencia, mayor será su prueba”.

Las pruebas son formas de alcanzar cercanía con Dios, son medios para que nos purificar nuestra alma, están ahí para mantenernos atentos a nuestro propósito último y Dios. También están ahí para prepararnos, para llevarnos a nuestro mejor estado, para que así nos encontremos con Dios en nuestra mejor manera posible.

3) Los creyentes no son probados más alla de su capacidad

Allah dice en el Corán: Allah no impone a nadie sino en la medida de su capacidad. (Corán, 2:286)

Puede que nos sintamos desesperados o sin solución, de tal manera que no podamos soportarlo, pero ¡no desesperes! Tu alma ha sido creada por Dios, el te ha concedido la capacidad de aguantar todo a lo que te enfrentas. Dios conoce tu alma mejor de lo que lo haces tú.

Y es muy importante que en los momentos de dificultad o tristeza no nos encerremos en nosotros mismo o nos escondamos, porque esto solo lo hace más difícil. Busca consejo, busca ayuda, busca la compañía de quienes te quieren, amigos y familiares, déjales que te ayuden a pasar por este momento.

4) Acepta que es natural estar triste o llorar

No luches contra la tristeza o las lágrimas, todas las personas sufren durante estos momentos. No tengas miedo a esto. No es por una falta de creencia o confianza en Dios, solo es ser humano.

El Mensajero de Dios, que la paz sea con él, lloró cuando su hijo Ibrahim murió. El mejor de la creación lloró cuando su hijo murió, ¡y su rango y paciencia no tienen comparación! Llorar o sentirse triste es parte de la naturaleza y la vida del creyente.

5) Continúa haciedo Dua

Allah dice:

¡Vosotros que creéis! Buscad ayuda a través de la paciencia y de la Oración; es cierto que Allah está con los pacientes. (Corán, 2:157)

Pide con sinceridad a Dios que haga que esta dificultad se haga fácil de llevar y que sea una forma de ganar cercanía a Él. Hemos de recordar que el Dua es el arma del creyente.

Hemos de recordar que Dios escucha nuestra súplicas y que conoce nuestro dolor y tristeza, llévalo con paciencia y se consciente que esto te eleva en rango junto a Él. En los momentos difíciles en los que somos puesto a prueba, es Dios quien nos está llamando a volvernos a Él y a ser pacientes y agradecidos con lo que nos ha dado y continúa dándonos.

6) Recuerda que después de cada dificultad llega al facilidad

Busca consuelo en las palabras de Dios:

Porque es cierto que junto a la dificultad hay facilidad. Sí, junto a la dificultad hay facilidad. (Corán, 94:5-6).

Esta es una promesa de Dios.

Ten seguridad de que el alivio y el confort de tus problemas está en camino. Puede que ahora no lo veas por la dureza de la prueba o la pérdida, pero ten confianza en lo que Dios ha prometido. Sin duda que llegará, porque Dios no falta a Su promesa.

El consejo de Sadina Ali, que Allah, está complacido con él:

“Sonríe, incluso aunque tu corazón esté llorando sangre”.

La primera fase de la paciencia ante una prueba es aceptar lo que Dios ha decretado para ti. Si aceptas esto, entonces sabrás que “todo lo que viende de Dios es dulce”, y esto se muestra en tu espíritu y en la forma en la que tratas con la gente.

Aunque sea difícil, espiritualmente hemos de volvernos a Dios dado que de forma última, es Él quien nos ayuda. Todos somos humanos y los momentos de dificutad y debilidad no sobrevienen a todos. Hay veces en las que podemos soportar las pruebas y otras en las que se vuelven muy pesadas. Pero Dios no carga a un alma con más de lo que puede llevar.

Las enseñanzas de nuestra vida y nuestro crecimiento espiritual lo encontramos en todo las sutilezas de todo a lo que nos enfrentamos.

1 Star2 Stars3 Stars4 Stars5 Stars (1 votes, average: 5,00 out of 5)
Cargando…

Deja una respuesta


Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.