New Muslims APP

Trece consejos para aumentar nuestra creencia durante el aislamiento

Mientras estamos en casa para evitar la propagación del virus mantener y aumentar nuestra creencia durante el aislamiento se convierte en una necesidad y una gran oportunidad
Mientras estamos en casa para evitar la propagación del virus mantener y aumentar nuestra creencia durante el aislamiento se convierte en una necesidad y una gran oportunidad
Por: Redacción

Mientras mantenemos el aislamiento o el distanciamiento social para evitar la propagación del virus que ha perturbado la vida tal como la conocemos, mantener y aumentar nuestra creencia durante el aislamiento se convierte en una necesidad y una gran oportunidad. El creyente despierto es el que nunca excluye la mano de Dios en todo lo que sucede en el mundo, bueno o malo. Le pedimos a Allah Todopoderoso que nos muestre amabilidad y misericordia en todo lo que Él decreta para nosotros.

Del manantial puro de la guía profética obtenemos trece consejos hermosos, prácticos y espirituales para lidiar con esta situación.

La pandemia que asusta a todos es la creación de Allah liberada por Su Poder por razones que Él solo conoce. Perder de vista este hecho básico es un signo de la ceguera de nuestros ojos internos.

Tu Señor crea lo que quiere y elige (a quien quiere) mientras que ellos no tienen elección. ¡Gloria a Allah y ensalzado sea por encima de lo que Le asocian! (Al-Qaṣaṣ, 28:68)

1. Cuando se cierran las mezquitas, se suspende el Yumuah, la Ka’bah y la mezquita profética están vacías y hay un pánico desenfrenado, el creyente guiado se apresura al Istighfār (arrepentimiento).

En un Hadiz transmitido por Ibn Abbas el Profeta, que la paz sea con él, dice:

«Quienquiera que aumente sus oraciones por el perdón, Allah le dará alivio de cada preocupación, una salida de cada dificultad, y lo proveerá de formas que no esperar». (Musnad Aḥmad 2234)

Y en otro encontramos que el Profeta, que la paz sea con él, pedía perdón mas de cien veces al día, incluso aunque todas sus faltas hubiese sido perdonadas.

Al-Aghar al-Muzani transmtió que el Mensajero de Allah, la paz y las bendiciones sean con él, dijo:

«En verdad, a veces hay niebla sobre mi corazón, así que busco el perdón de Allah cien veces en un día». (Ṣaḥīḥ Muslim 2702)

Repitamos y enseñemos a nuestros hijos y hogares una de estas expresiones proféticas para buscar el perdón:

Astaghfirullāh wa Atūbu ilayhi, al menos 100 veces al día. (Muslim)

أَسْتَغفِرُ اللهَ وَ أَتُوبُ إِلَيْهِ

o

Rabbī Ighfir Lī wa Tub ‘alayya Innaka Anta Attawābu ArRahīm, al menos 100 veces al día. (Al-Tirmidhī, Abū Dāwūd, Ibn Mājah)

رَبِّ اغْفِرْ لِي ، وَتُبْ عَلَيَّ ، إِنَّكَ أَنْتَ التَّوَّابُ الرحيم

El mejor momento para Istighfār es antes de Fayr.

Seamos aquellos que buscan el perdón antes del amanecer y que Dios alaba en el Corán:

Los que dicen: ¡Señor nuestro! Creemos, perdónanos las faltas y presérvanos del castigo del Fuego. Los pacientes, los veraces, los que se entregan a la obediencia, los que dan, y los que piden perdón en el tiempo anterior al alba. (Āl-‘Imrān, 3:16-17)

2. Haz dos Rak’āt de arrepentimiento a menudo durante el día.

3. Hagamos que nuestros espacios de vida sean moradas espirituales designando un lugar en la casa como un Muṣallā. Esta es una Sunnah olvidada que los compañeros del Profeta, que Dios le bendiga y le conceda paz, establecieron. Revivamos esta Sunnah en nuestros hogares.

4. Realice las oraciones al comienzo del tiempo en congregación -si es posible- con un Adhān e Iqāma (asigna a los hijos que lo hagan). Si no podemos rezar juntos mientras estamos en cuarentena en nuestras casas, entonces seguramente tenemos un problema mayor que el coronavirus.

5. Quédate después de las oraciones en tu lugar y haz Du’ā ’e Istighfār.

6. No te pierdas ninguna oración Sunnah antes o después de las oraciones obligatorias.

Acostúmbrate a rezar Duha después del amanecer o a media mañana haciendo 2, 4, 6 u 8 Raka’āt.

El Profeta, que Dios lo bendiga y le conceda paz, solía decir que la oración de Ḍuḥā es la oración de los Awwābīn (arrepentidos). (Muslim, Ibn Abī Shaybah, al-Ḥākim, Ibn Khuzaymah).

4 Raka’at antes de Dhụhr y 2 después. 2 Raka’āt antes de Aṣr. 2 antes de Maghrib y 6 después. 2 antes de Ishā ’y 4 después.
Haga de su Witr un Witr profético: 11 Raka’āt antes de Fajr. Si no puedes despertarte, hazlo después de Ishā’.

7. Lee el Corán todos los días, aunque solo sea por 15 minutos.

8. Haz Dhikr de forma constante y recuerda a Allah Ta’ālā con todo tipo de expresiones al tiempo que das prioridad a la expresión de Tawḥīd لا إله إلا الله ya que es la mejor expresión de Dhikr como el Profeta, ṣallallāhu ‘alayhi wa sallam, dijo. (Al-Tirmidhī)

9. Adhiérase a las decisiones colectivas y de expertos de su comunidad con respecto a reuniones, oraciones de Jamā’ah, Jumu’ah, distanciamiento social y limpieza. Nuestra obstinación y egoísmo a veces aparece en forma religiosa. En momentos de dificultades, ir en contra del consenso es espiritualmente dañino, incluso cuando nos damos cuenta de que podríamos estar parcialmente en lo cierto. No todos los debates tienen que ganarse.

«Quien obedece al líder me ha obedecido». (Muslim, al-Bukhārī)

10. Los mejores entre nosotros son aquellos que son los mejores para sus cónyuges. Pasar más tiempo juntos debería aumentar nuestra compasión y respeto mutuo. Comprendamos que todos los que están pasando por esta situación están experimentando un nivel de ansiedad que podría afectar su comportamiento normal. Muchos de nosotros no estamos acostumbrados a quedarnos en casa por un período tan largo. Que esta sea una oportunidad para conectarse entre nosotros y fortalecer los lazos de la familia. ¡Temamos a los ladrones! (Ver punto 12.)

11. Asiste al menos a uno de los eventos en línea que ofrece tu comunidad, incluso si sabes todo lo que hay que saber sobre la religión. Mostrar sentimientos de solidaridad al asistir a estos eventos alienta a aquellos que dedican y sacrifica tiempo a preparar y continuar su trabajo Da’wah que es necesario para la comunidad.

12. Teme a los ladrones por ti mismo y tus seres queridos: ninguna de las sugerencias anteriores dará frutos para avanzar en nuestra causa con Allah y llevarnos hacia una reconciliación genuina con nosotros mismos si pasamos todo el día con WhatsApp, Facebook, YouTube, Instagram, Netflix y similares. Estar en el páramo digital y en nuestros teléfonos o pegados a la televisión todo el día, compartir y volver a compartir tonterías nos hace personas perdidas, sin sentido y triviales. Lo último que queremos hacer es difundir el olvido y la falta de atención con el pretexto de difundir información útil.

No nos alistemos voluntariamente como agentes de Shaytan en el momento en que debemos ser siervos de Dios. Piense antes de enviar algo que han compartido contigo porque se le preguntará al respecto. Una publicación al día es demasiado para aquellos que están ocupados con todas las obligaciones que todos tenemos. Por ahora, todo lo que se necesita saber sobre la epidemia probablemente ha llegado a todos los rincones del mundo. Tengamos cuidado de sucumbir a las súplicas de nuestros seres inferiores o nafs y encontrarnos perdiendo esta gran oportunidad con Allah. El mismo consejo se aplica a nuestros hijos, ya que es una gran oportunidad para que sean creativos en cómo pasan constructivamente su tiempo libre.

13. Ofrezca caridad, por pequeña que sea, a las organizaciones musulmanas locales y nacionales que podrían estar teniendo dificultades para satisfacer las necesidades de aquellos que han perdido sus salarios debido al congelamiento de la economía. Esto es tanto una pandemia como una crisis económica, y la Sadaqa es nuestro remedio espiritual para los asuntos financieros.


Fuentes: Muslim Matters / Quran / Sunnah

1 Star2 Stars3 Stars4 Stars5 Stars (3 votes, average: 5,00 out of 5)
Cargando…

Deja una respuesta


Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.